AEDFI | La Roja y yo – Victor Sánchez
2858
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-2858,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

LA ROJA Y YO

VICTOR SÁNCHEZ

Sueños cumplidos

Jugar con su Selección Nacional es, sencillamente, lo mas grande que le puede pasar a un deportista. Sentir el reconocimiento a tu trabajo y a la vez asumir la responsibilidad de formar parte del grupo de elegidos para representar a tu País.

De niños soñamos con metas altas: ser futbolistas; jugar en el equipo de nuestros «colores»; pertenecer a un «gran club»; conquistar títulos; y por supuesto, soñamos con jugar en la Selección, el Equipo mas Grande, poder vivir el momento único de escuchar el Himno de nuestro País previo a la disputa de cada partido internacional.

Para mi ha sido un privilegio y un orgullo poder compartir esfuerzos con todos esos magníficos jugadores, «enemigos íntimos» en los partidos de Liga que se transformaban en compañeros de batalla con un fin común: defender y acrecentar el prestigio del Emblema del fútbol de todos los Españoles, nuestra Selección, nuestra seña de identidad en el «planeta fútbol».

Me siento muy agradecido con los seleccionadores que hicicieron posible que cumpliera mis sueños.

Primero fue Iñaki Saez como máximo responsable de la sub21 quien me dió la oportunidad de escuchar por primera vez nuestro Himno sobre el cesped. Fue el 8 de Octubre de 1996,en el partido Replublica Checa- España (1-2) correspondiente a la fase de clasificación del Europeo de 1998 cuya final del 31 de Mayo en Bucarest (Rumanía) ganamos (1-0) ante la selección de Grecia. Fueron 11 partidos hasta la ansiada final, 10 victorias y 1 empate, disfrutando y compartiendo con aquellos compañeros, Arnau, Esteban, Salgado, Rekarte, Cuartero, Ballesteros, Marcos Vales, Guréndez, Guerrero, Garcia Calvo, Josico, Angulo, Guti, Valerón, Salva Ballesta, Roger, Ito, Benjamín y por último el autor del gol de la victoria en la final, Iván Pérez Muñoz, con el que me une desde la infancia una relación de amistad forjada entorno al balón, compartiendo ilusiones y jugando juntos desde los 9 años en los campos de Getafe y la comunidad de Madrid, allí estábamos, 12 años después, los dos vecinos de la calle Alonso Mudarra haciendo realidad otro de nuestros sueños. Un recuerdo muy triste dentro de toda la alegría de aquel campeonato conquistado. Fue el 12 de Noviembre de 1996 en mi segundo partido internacional, en Las Palmas de Gran Canaria, ante la selección de Eslovaquia (1-1). El dia en que se cumplía otro de mis sueños, mi primer gol vestido con la camiseta de la Selección, inmensa alegría. Todo cambió a tristeza cerca del final del partido cuando se produjo la fatídica lesión de mi compañero y amigo Álvaro Benito Villar. Así se truncó la carrera del que sin duda se hubiera convertido en uno de los mejores interiores izquierdos de nuestro futbol. Perdimos un gran futbolista pero ganamos un artista y seguro que en el futuro tendremos también en él a un gran entrenador.

Inmensamente agradecido a José Antonio Camacho por hacerme debutar con la Absoluta y a Luis Aragonés por confiar también en mi. Con ambos disputé mis 8 partidos internacionales en la maxima categoría, durante las fases de clasificación para los mundiales de Corea 2002 y Alemania 2006 respectivamente. Fueron momentos de inestabilidad y cambios, donde me sentí muy orgulloso de poder contribuir con mi esfuerzo a defender el prestigio de nuestro fútbol, aportando mi granito de arena para que nuestra Selección estuviera entre las elegidas para disputar las fases finales de ambos mundiales.

Un periodo de tránsito, sin duda, preámbulo de la generación de campeones que se estaba gestando y que magistralmente dirigidos por el Sabio de Hortaleza primero, y por Vicente del Bosque, después, nos hicieron disfrutar a todos los que amamos este deporte. Gracias a todos ellos cumplimos el mayor de nuestros sueños, ver a nuestra Selección en lo mas alto, de Europa y del Mundo.

Por último, gracias a AedFi y a la Selección Española de Vetreanos (Leyendas). A través de su organización los exinternacionales tenemos de nuevo el privilegio y el orgullo de representar al fútbol Español. En todos los partidos y torneos en los que he podido participar he disfrutado enormemente de estas nuevas experiencias. Por encima de todo por el magnifico ambiente de compañerismo y camaradería que existe en todo momento en los viajes y concentraciones. Donde antaño había «enemigos íntimos», hoy quedan «amigos y compañeros» con toda la ilusión por seguir defendiendo nuestra Roja.

Victor Sánchez del Amo
Internacional (2000-2004)