La Roja y Yo

¿Te apetece saber cómo vivieron nuestros Internacionales su debut con la Selección absoluta? ¿Quieres descubrir sus secretos defendiendo la elástica de España? Los Internacionales de AEdFI te lo contarán semanalmente en esta sección y repasaremos con ellos sus mejores anécdotas de su paso por el combinado nacional

Armando Alvarez...
¿Quién eres?

Si una tarde estás de compras en una gran superficie y ves varias llamadas del club, lo único en que no piensas es que sea para decirte que has sido convocado por la Selección, por eso no cogí el teléfono y esperé a llegar a casa. Cuando me dijeron que había sido convocado para incorporarme de forma urgente a la selección, por la lesión de Caminero, estuve unos minutos paralizado por una alegría, que probablemente fue la mayor de mi carrera deportiva.

Cuando llegué el equipo estaba cenando, entré en el comedor y me dirigí a la mesa en la que estaba Javier Clemente, que, con cara seria, me dijo: ¿tú quién eres?. Fueron unos segundos eternos hasta que sonriendo me dijo que me sentara. Supongo que como hicimos todos busqué a un compañero de equipo, en mi caso, Javier Manjarín.

En la convocatoria estaban los sportinguistas Abelardo y Luis Enrique que bromeaban conmigo por mi pasado oviedista, hasta que Clemente acabó por decirles que iba a traer a más jugadores del Real Oviedo.

La llamada fue para la fase de clasificación del Mundial de Francia 98, en concreto para los partidos contra Malta. El primer partido que jugué fue el 18 de diciembre de 1996, en La Valetta, en el estadio de Ta´Qali. Al final ganamos 0-3 y Julen Guerrero marcó los tres goles.

Mi principal recuerdo del encuentro fue en las horas previas comprobar la jerarquía de Andoni Zubizarreta, que nos recordaba a todos, una y otra vez, la importancia del partido. El capitán no permitía que nadie se relajase por enfrentarnos a un rival que parecía fácil. Mi único pensamiento era que si un jugador de su experiencia y tanta veteranía no se relajaba, mucho menos lo podíamos hacer los demás. La ilusión de poner la camiseta nacional aquel día nunca la olvidaré. Escuchar el himno, vivir aquello es algo por lo que han merecido la pena todos los esfuerzos realizados para ser futbolista.

La segunda, y última vez, que vestí la `roja` fue en la misma fase, el 12 de febrero de 1997, en el Rico Pérez de Alicante, también contra Malta, en el que también nos impusimos por 4-0.

En definitiva, aunque efímero, el paso por la selección es algo que siempre estará en mi memoria, vestí la camiseta de varios equipos, lo hice con la mayor entrega y profesionalidad posible, pero he de reconocer que poner la del equipo nacional es algo especial, es diferente y especialmente emotivo.

Armando Alvarez Alvarez
Internacional (1996-97)

Otras experiencias

Fernando Giner

Juan Señor

Daniel García Lara

Jesús Landaburu Samuguillo

Pier Luigi Cherubino Loggi

Lobo Carrasco

Juan Carlos Pedraza

Oli

Estebaranz

Marcelino Elena

Julen Guerrero

Juan Manuel Asensi

Koke Contreras

Ricardo

Ezquerro

Aranzubía

Amavisca

Victor Sánchez

Juanito

Pichi Alonso

Jose Ignacio

Botubot

Donato

Juan Sánchez

Óscar Téllez

Camarasa

De Pedro

Salva Ballesta